Es un dato muy contrastado que tras los periodos vacacionales aumentan el número de divorcios.
Tras Portugal ItaliaEspaña es el país con mayor número de solicitudes de divorcio en la última década.
En este artículo analizamos las que parece que son las causas que originan este hecho que acaba con el final de muchas parejas con la llegada del otoño:

 

  • Es la época en la que mantenemos un mayor contacto con el otro y de forma más continuada. Este hecho provoca que las discrepancias y problemas tapados aparezcan con mayor fuerza
  • En el período vacacional ponemos a prueba nuestras habilidades comunicativas. El ajetreo diario, la falta de tiempo y el hecho de que cada uno tenga sus tareas propias hace que sean las vacaciones la época en la que la comunicación con la pareja sea más continuada y no siempre sabemos hacerlo ni llegar a buen puerto
  • Es el tiempo en el que aparecen conflictos que hemos ido dejando de lado. El hecho de tener más tiempo libre y compartirlo con la otra persona hace que afloren viejos fantasmas que, de diario, mantenemos tapados

 

En líneas generales parece ser que estos son los motivos principales que ponen en jaque las relaciones de pareja en períodos estivales.
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *