Ante un divorcio con hijos aparece todo tipo de cuestiones a resolver. Una de ellas es la de cómo funciona la pensión de los alimentos. En Asencio Abogados queremos informar de la forma más complta posible. Si bien esta pensión está recogida en el artículo 142 del Código Civil. Destacando por tanto que se entiende por alimentos «todo lo indispensable para el sustento, habitación, vestido y asistencia médica».

Habrá en todo momento que diferenciar el funcionamiento de la pensión de alimentos cuando se trata de una custodia exclusiva y cuando existe custodia compartida. Teniendo en cuenta dos parámetros antes experimentados:

  • En primer lugar saber que las necesidades de los hijos se concentran sobre todo en aquellos gastos que se refieren a alojamiento, manutención y gastos de escolarización.
  • Por otro, habrá que tener en cuenta la capacidad económica que tiene cada uno de los progenitores, teniendo en cuenta el régimen de custodia que tenga cada uno establecido.

El régimen de custodia exclusiva, la pensión de alimentos es la obligación que tiene el progenitor que no dispone de la custodia para con sus hijos mediante una cantidad pagada al cónyuge custodio. Se basará en cubrir aquellos gastos de alojamiento, manutención y educación.

Por otro lado, el régimen de guarda y custodia compartida hace que los gastos de alojamiento y manutención sean sufragados por el progenitor el tiempo que los menores se encuentren con el mismo. Los gastos escolares serán proporcionales a la capacidad económica que tenga cada uno de ellos.

En caso de contar con alguna duda, nuestros abogados matrimonialistas le atenderán en cualquier momento. Conseguir llegar a un acuerdo entre las partes siempre es posible. En casos donde influye la presencia de menores habrá que hacer un tratamiento mucho más sensible de la situación.

Contacte con nosotros ante cualquier duda.

Si alguna vez te has preguntado en qué país europeo se produce una mayor cantidad de divorcios, en esta entrada queremos darte la solución: Portugal. Se trata del campeón de Europa. Por cada 100 bodas se producen 64 divorcios en Portugal. En la Unión Europea contamos con una tasa de divorcio del 44%.

Para poder hacer esto mucho más ágil han hecho un cambio de legislación. Ahora pueden divorciarse y al día siguiente si quieren volver a casarse. Cualquier abogado en Sevilla te desaconsejaría esta práctica por completo, sobre todo ante temas económico.

En este país una vez que alegas que la cosa no tiene solución, el siguiente paso es llegar a un divorcio exprés. Gracias a ello en un plazo de 7 a 10 días puede producirse el divorcio si no hay hijos de por medio. En el caso de que  los haya este proceso pasa a ser de unos 70 días.

En España, como bien indican profesionales del sector como Asencio Cantisan, habrá que esperar entre 20 y 30 días con el objetivo de asegurarnos que este proceso se ha llevado a cabo de forma exitosa. Así podremos iniciar la nueva etapa con total tranquilidad.

A la hora de contratar un abogado en Sevilla para estos temas, te aconsejamos que dispongas de un abogado matrimonialista. De esta forma será algo más rápido a la vez que fácil disponer del divorcio.

En España cada vez son más los casos que se dan. Es por ello que a medida que avanza esta situación aparece la necesidad de buscar a expertos especializados en este tema. Desde nuestro despacho de abogados te informamos de las distintas vías posibles en función de tu situación, tratando siempre cada uno de los casos con total dedicación.

A la hora de poner fin a un matrimonia habrá que tener en cuenta distintos factores que serán determinantes para poder llevar a cabo el proceso de forma eficaz.

Para todos siempre supone divorciarse todo un proceso que puede llegar a ser bastante complicado. Las emociones y sobre todo el hecho de que hay niños en muchas ocasiones de por medio. Todo ello lo complica todo. Por ello los abogados en Sevilla trabajamos duramente para poder conseguir los mejores resultados.

En los últimos años se ha dado un tipo de divorcio que puede considerarse exprés. En la mayoría de búsquedas online lo que se requiere es la rapidez. Entendemos que son situaciones en las que la mayoría de los implicados quieren ponerle fin de una forma rápida.

Estos llamados divorcios exprés también requieren de un abogado matrimonialista que esté especializado en el Derecho Familiar. En Asencio Abogados contamos con una amplia trayectoria en este sector. Ejemplo de ello es la cantidad de clientes satisfechos con los que contamos.

En todo momento es importante tener presente que se pueden conseguir dos tipos de divorcios con los abogados en Sevilla:

  • Contencioso: no existe acuerdo entre las partes. En este caso velamos por los intereses de nuestros defendidos.
  • De mutuo acuerdo: agiliza en gran medida el proceso. Por ello en muchas ocasiones se elige con el fin de cerrar la etapa con rapidez.

Desde Asencio Abogados le aconsejamos que antes de elegir al profesional que te representará, conozca su trayectoria. Informarte sobre el trabajo que ha realizado garantiza en gran medida la posibilidad de éxito. Apueste siempre por aquellos abogados que dispongan de la formación específica para poder obtener los mejores resultados.

En cuanto a la existencia de un divorcio exprés, dejar a un lado la rapidez y hacerlo obteniendo los mejores resultados es lo más adecuado. Sabemos que es una situación difícil, pero en todo momento velamos por sus intereses y los de sus hijos. Confíe en los mejores.

A inicios de marzo tuvo lugar el I Observatorio de la Familia. Este estudio llevado a cabo por la Asociación Española de Abogados de Familia (AEAFA) ha sacado a la luz datos como que el 97% de los divorcios contenciosos de parejas con hijos presentan un alto nivel de conflicto. La causa suele estar en la utilización de la vivienda. Aquellas parejas que carecen de hijos suelen tener una separación mucho más tranquila, prueba de ello es que el porcentaje baja a 16%.

El objetivo de esta investigación ha sido que los abogados matrimonialistas lleven a cabo un análisis fiel de lo que sucede realmente en nuestro país. Una de las conclusiones más destacadas de estos datos ha sido el hecho de que los divorcios sin acuerdo tardan más de 3 años y medio en resolverse. Éstos son celebrados en juzgados de primera instancia y audiencias provinciales. El problema de ello reside en que no están especializados en asuntos de Derecho Familiar.

También existe un cambio en el tiempo que se dedica a los divorcios consensuados. Prueba de ello es que el 85% de mutuo acuerdo que tienen lugar en juzgados de primera instancia tardan menos de seis meses. Mientras que en ese tiempo tan solo se resuelven el 49% en aquellos de ámbito generalista.

La demora en la resolución de este tipo de trámites es, en ocasiones, todo un calvario. Prueba de ello es la gran cantidad de matrimonios que acaban creando un verdadero conflicto debido a la gran cantidad de tiempo que tardan en ponerle fin al proceso. Por ello la AEAFA pide la creación de la Jurisdicción especializada en Personas, Menores y Familia. El objetivo es que tanto jueves como fiscales y equipos psicosociales se encuentren especializados en este tema.

El Derecho Familiar es algo que a día de hoy afecta a toda la sociedad. En Asencio Abogados trabajamos para que estos trámites sean lo menos duros posibles. A la hora de acudir a abogados matrimonialistas en Sevilla, hay que tener en cuenta tanto la experiencia como el número de casos resueltos.

Una de las lecturas positivas ha sido el número de casos en los que el menor se adapta de forma favorable a la custodia compartida. Un 79% de los abogados afirman que se produce este cambio sin ningún tipo de alteración en la vida del menor.

Es un dato muy contrastado que tras los periodos vacacionales aumentan el número de divorcios.
Tras Portugal ItaliaEspaña es el país con mayor número de solicitudes de divorcio en la última década.
En este artículo analizamos las que parece que son las causas que originan este hecho que acaba con el final de muchas parejas con la llegada del otoño:

 

  • Es la época en la que mantenemos un mayor contacto con el otro y de forma más continuada. Este hecho provoca que las discrepancias y problemas tapados aparezcan con mayor fuerza
  • En el período vacacional ponemos a prueba nuestras habilidades comunicativas. El ajetreo diario, la falta de tiempo y el hecho de que cada uno tenga sus tareas propias hace que sean las vacaciones la época en la que la comunicación con la pareja sea más continuada y no siempre sabemos hacerlo ni llegar a buen puerto
  • Es el tiempo en el que aparecen conflictos que hemos ido dejando de lado. El hecho de tener más tiempo libre y compartirlo con la otra persona hace que afloren viejos fantasmas que, de diario, mantenemos tapados

 

En líneas generales parece ser que estos son los motivos principales que ponen en jaque las relaciones de pareja en períodos estivales.