Abogado matrimonialista

Las vacaciones suelen ser una época de conflicto matrimonial y peleas por quién pasará tiempo con los hijos, dando lugar a situaciones que parecen interminables. Contar con un buen abogado matrimonialista como los de nuestro bufete te ayudará a conocer soluciones para este tipo de situaciones de lo más comunes.

Qué hacer cuando no tienes una sentencia que regule las vacaciones

Cuando llega el verano y aún no hemos obtenido una resolución judicial, habrá que optar por el medio del diálogo. Cuando nos encontramos dentro de un proceso judicial contencioso debemos de tener siempre presente que ambos progenitores siguen teniendo los mismos derechos y deberes con los hijos.

Se han dado ocasiones en los que el progenitor impide al otro que tenga una relación con el hijo aprovechando que aún no hay una decisión legal en firme. Sin embargo, este tipo de conductas pueden volverse posteriormente en contra. Cuando hay hijos de por medio, lo ideal es que los progenitores sean capaces de llegar a un acuerdo y ser lo menos parciales posible. Lo habitual es el reparto por quincenas alternas.

Cuando el convenio regulador o la sentencia no son claros en los repartos vacacionales

Este punto puede ser frecuente, sobre todo cuando el convenio no está redactado por un abogado matrimonialista especializados. También si se encuentran parte que son ambiguas. Lo ideal es que los convenios o sentencias marquen con detalle el día y la hora a la que se realizará el intercambio de los niños, siendo la mayoría de ocasiones en el domicilio donde residen habitualmente. Habrá que tener en cuenta a la hora de fijar las horas las edades de los menores y sus rutinas familiares con el fin de que no les afecten en exceso.

Si estás pensando en divorciarte y tienes hijos no dudes en acudir a nuestros servicios de abogado matrimonialista. En Asencio Cantisan contamos con profesionales altamente cualificados en el sector, con el objetivo de que los menores vean alterados al mínimo posible su rutina.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *