Abogado matrimonialista en Sevilla Abogados Sevilla

Una ruptura de pareja siempre es un proceso difícil para ambas partes. Contar con un buen abogado matrimonialista en Sevilla te asegurará que este proceso se realizará de forma efectiva desde un punto de vista legal. Cuando existe un vínculo matrimonial la situación es más compleja que cuando no existen lazos formales. En estos casos siempre es bueno contar con asesoramiento legal de profesionales como los que tenemos en Asencio Cantisan. Estas situaciones se vuelven más complicadas cuando contamos con niños en la relación, siendo aquí más que imprescindible optar siempre por decisiones que sean beneficiosas para los más pequeños.

 Separación

Es el fin de la convivencia entre los cónyuges, siendo el punto a partir del cual comienzan a tener su propia vida. Sin embargo, esto no supone el fin del vínculo matrimonial. En estos casos, el régimen económico establecido sigue existiendo.

Existen dos tipos de separaciones a tener en cuenta:

  • Separación de hecho. Originada por decisión unilateral de uno de los cónyuges y con mutuo acuerdo. Aquí se regula por un acta notarial las decisiones de carácter económico y las relacionadas con los niños.
  • Separación judicial. Llevada a cabo por la vía contenciosa. En este caso es el juez quien determina cuáles serán las condiciones de tal separación. Estos casos se dan cuando ambas partes no consiguen entenderse, por lo que procede a la disolución del régimen económico y al posterior reparto de los bienes.

Divorcio

En este caso se produce la disolución del vínculo matrimonial. Entra en vigor con la sentencia judicial o acta notarial. En este caso se pasa a la disolución del régimen económico, ya sea en casos de gananciales o de separación de bienes.

También se pierden los derechos sucesorios entre los cónyuges y el resto de deberes relacionados con la unión, excepto aquellos que tengan que ver con los hijos. Una vez que se ha hecho oficial el divorcio, ambas partes pueden volver a contraer matrimonio.

¿Qué elegir?

En ambos casos finaliza la convivencia dentro del matrimonio. Es necesario también que queden bien reflejadas las decisiones relacionadas con la custodia de los hijos, el régimen de visitas, las pensiones alimenticias…

Habrá que tener en cuenta sobre todo que el divorcio pone fin a la relación matrimonial, mientras que en el caso de la separación esto no sucede. Es muy complicado poder elegir una de las dos opciones, siendo necesario en todo momento el mejor asesoramiento.

Consigue un buen abogado matrimonialista en Sevilla con nosotros. Te ayudaremos y asesoraremos durante todo el proceso.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *